LA ESPACIALIDAD TURNIA MULTIPLICA LA SINGULARIDAD DE LOS PLANETAS